Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2021

Egipto, Cromer y la burocracia imperial

Mehmet Alí (c. 1769-1849) fundó una dinastía que gobernó Egipto, con altibajos y en muchas épocas de forma nominal, desde 1805 hasta 1953. De origen albanés, se alistó en el ejército otomano, destacó, fue enviado a Egipto y logró comandar las tropas que derrotaron y expulsaron a los franceses en 1803. La Sublime Puerta le nombró gobernador general ( Beylerbey ) del territorio egipcio después de encabezar una especie de golpe de estado. Más tarde, entre 1811 y 1818, fue el encargado por los otomanos de acabar con la insurrección de los wahhabíes con lo que Egipto tuvo el control de las ciudades santas, La Meca y Medina. Realmente Egipto se convirtió en una especie de provincia autónoma del Imperio Otomano gracias a los efectos de la invasión napoleónica en 1798, al destruir el poder mameluco, y a los éxitos de Mehmet Alí en la península arábiga.  El Canal de Suez En Egipto, a lo largo del siglo XIX se permitió la formación de fincas muy extensas que terminaban en manos de los altos dig

La guerra de Corea. Grupos de poder

El devenir de la Historia se produce mediante acontecimientos entrecruzados que influyen entre sí de una forma no determinista, un tanto caótica. Tendemos a pensar que las decisiones humanas y los acontecimientos naturales tienen naturaleza de vector direccional, los concebimos como si fueran flechas espacio-temporales. Es posible que, en realidad, sean impactos que generan ondas (como piedras que caen al agua) y que esas ondas, con una frecuencia, amplitud y profundidad determinadas, chocan con otras y generan turbulencias. Esas turbulencias son los efectos de los acontecimientos ocurridos y por su naturaleza caótica nos resulta extremadamente difícil discernir una relación causal. El caos se convertiría de esta manera en una especie de armonía de carácter superior.  Partiendo de estas premisas una de las formas más operativas para proceder a un análisis histórico sería identificar modelos adecuados para cada evento. Recordemos el método científico de creación de modelos: desglosar en

David Roberts, escenografía de la realidad

El 27 de octubre de 1990 volviendo de un viaje a Madrid tomé un tren Talgo en la Estación de Chamartín. En la librería de la estación compré un libro, Alamut de Vladimir Bartol (Muchnik Editores, 1989). Es una novela (filosófica) sobre la historia del Viejo de la Montaña, Hassan-i Sabbah, el líder de los " hashhashin" (consumidores de hachis, vocablo origen de la palabra asesinos). Se trataba de los nizaríes, seguidores del ismaelismo (secta chiita). Se instalaron en la fortaleza de Alamut (en el norte del actual Irán) y utilizaron el asesinato selectivo en el ámbito del Islam como arma política. Terminaron siendo destruidos por tropas mongolas dirigidas por Hulagu, uno de los nietos de Gengis Kan. Vladimir Bartol, esloveno, pretendió con esta novela (escrita en 1938) poner sobre el tapete el mecanismo de destrucción (y autodestrucción) que acompaña a las ideologías totalitarias y/o excluyentes. Confieso que en la compra del libro influyó mucho su portada. Era una pintura de

Ducado de Ciudad Rodrigo y el Derecho Internacional Privado

Las Cortes de Cádiz acordaron, mediante el Decreto CXXXII de fecha 30 de enero de 1812 , la concesión “… al Lord Vizconde Wellington Grandeza de España de primera clase para sí y sus sucesores, libre de lanzas y medias anatas (impuesto que gravaba la concesión de cargos), con el titulo de «Duque de Ciudad-Rodrigo».”  Posteriormente, mediante Decreto CCLXXVIII de fecha 22 de julio de 1813 , se acordó “...Se adjudica al Duque de Ciudad Rodrigo para sí, sus herederos y sucesores el sitio y posesión Real conocido en la vega de Granada por el «Soto de Roma», con inclusión del terreno llamado «de las Chanchinas» ( sic, debería ser Chauchinas ) , que se halla situado dentro del mismo término del Soto, para que le hayan y disfruten con arreglo a la Constitución y a las leyes.“ Las Cortes de Cádiz. Salvador Viniegra y Lasso de la Vega, 1912. Museo de las Cortes de Cádiz El ducado de Ciudad-Rodrigo se concedió por los servicios prestados a la Nación española. Al año siguiente se cedió un bien i

Arthur Wellesley, Duque de Wellington

Sir Arthur Wellesley (1769-1852), Duque de Wellington, nació en Irlanda, en una familia de la baja nobleza, estudió en Eton y entró en el ejército británico en 1787. Se incorporó en 1797 al ejército de la Compañía Británica de las Indias orientales (EIC). En 1798 estalló la cuarta y última guerra Anglo-Mysore; el ejército de la EIC, con su fiel aliado el Nizam de Hyderabad, derrotó a Tipu, sultán de Mysore. Wellington participó en el asedio y asalto de Seringapatam (Srirangapatna), la capital de Mysore. En 1803 empezó la tercera guerra con el imperio maratha (confederación maratha para los británicos). Wellington que ya había demostrado su valía logró una victoria sobre los marathas en Assaye. El propio Wellington, vencedor en Waterloo contra Napoleón, consideraba esta batalla de Assaye su mejor logro. Por otra parte muchos consideran su victoria en Los Arapiles (en 1812, al lado de Salamanca) su “obra maestra” .  Wellington en Waterloo. Robert Alexander Hillingford Merece la pena exam