Ir al contenido principal

Entradas

Una heterotopía: el Gran Hotel.

El 6 de agosto de 1889 se inauguraba, en Londres, el Hotel Savoy. El impulsor del proyecto fue  Richard D’Oyly Carte (1844-1901), empresario teatral, y con un capital de 200.000 libras (32,5 millones euros actuales). Se construyó en cinco años. Se trataba de un edificio de siete plantas, 400 habitaciones (de ellas 250 suites), con materiales ignífugos, iluminación eléctrica, seis ascensores (cuatro de servicio), tubos parlantes y todas las comodidades imaginables en el momento. El hotel tenía 67 baños (algunas suites tenían baño privado) en total, esta cantidad era una auténtica novedad en Gran Bretaña. Luke Barr cuenta en su ensayo Ritz & Escoffier que el constructor, GH Holloway, le preguntó sarcásticamente a D’Oyly Carte si “¿estaba planeando recibir invitados anfibios en su hotel?” . Hotel Savoy. Londres. D’Oyly Carte había conseguido que el afamado, ya entonces, César Ritz le asesorara e involucrara su nombre al Hotel Savoy. Sin embargo, inicialmente, el Hotel estuvo bajo la d
Entradas recientes

1905. La caída de Puerto Arturo

El periódico EL PAIS, diario republicano, publicaba en su edición del 3 de enero de 1905, en primera plana, el siguiente titular “Puerto-Arturo capitula” . Se producía uno de los eventos más importantes de la Guerra Ruso-Japonesa (08/02/1904 a 05/09/1905), la derrota de los rusos en el enclave de Port-Arthur asediado por los japoneses. Port -Arthur (ahora Lüshunkou) se encuentra en extremo de la península de Liaodong, en el Mar Amarillo, al sur de Manchuria.  Después de conquistar Porth Arthur, el victorioso general Nogi unió sus fuerzas a su comandante en jefe el príncipe Oyama Iwao. Inmediatamente después, las tropas japonesas vencieron a las rusas del general Kuropatkin en Mukden  (febrero/marzo 1905) y sentenciaron la derrota rusa en la guerra. La importancia de la guerra ruso-japonesa de 1905 fue inmensa. Sus causas fueron múltiples y complejas y sus consecuencias decisivas en los acontecimientos mundiales.  La guerra se desarrolló en territorio chino, en Manchuria. A lo largo del

Paul Cézanne. El principio de incertidumbre.

Maurice Denis, en el Manifiesto Definición del Neo-Tradicionalismo ( Arte y crítica , agosto de 1890) afirmaba que un cuadro, más allá del objeto representado, “es esencialmente una superficie plana cubierta de colores” . Denis fue uno de los fundadores del movimiento “nabi”, un grupo de simbolistas que influyeron en los avatares del arte moderno. El momento en que se publica el manifiesto nabi no es casual. Desde la invención de la fotografía, la primera imagen la crea Joseph Nicéphore Niepce en 1826, la pintura había ido abandonando paulatinamente su lugar como principal mecanismo de representación de la realidad.  A fines del siglo XIX los movimientos pictóricos proliferan, se produce una auténtica efervescencia plástica. Hay un pintor cuya vida y obra sirven de auténtico punto de inflexión, se trata de Paul Cézanne (1839-1906). Montagne SAint Victoire. Paul Cézanne, 1904. Museo de Arte de Filadelfia. Cezanne era un hombre atormentado, con una notoria incapacidad para relacionarse

Nathan Rothschild. "Banco de favores"

El 26 de diciembre de 1776 Washington, después de cruzar el río Delaware, derrotó a los mercenarios hessianos en Trenton. Su operativa fue impecable. Se encontraba en un momento muy difícil de la Guerra de Independencia; su solución fue atacar al socio más débil de la coalición entre ejército regular británico y los mercenarios hessianos. Los 909 hessianos prisioneros (JFC Fuller) desfilaron como tales en Filadelfia (Pennsylvania). Washington convirtió esta victoria en un evento propagandístico y en un punto de inflexión de la guerra. ¿De dónde habían salido los hessianos?. Se trataba de mercenarios, pero su patrón era el Landgrave de Hesse-Kassel, en aquel momento Friedrich II. La casa de Hesse era inmensamente rica, sobre todo gracias a la venta a terceros de los servicios militares de su ejército, eufemismo que encubría la existencia de una empresa de mercenarios.  Rendición de los Hessianos en Trenton, ante Washington. John Trumbull (c. 1828). Yale University Art Gallery. El hijo d

Al Capone. Trastienda del sueño americano.

 Al Capone  (1899-1947) reinó en Chicago desde 1926 hasta su encarcelamiento  en 1931. Su fama es universal, su impacto en la opinión pública de su tiempo propició que pasara a formar parte del imaginario del mundo moderno. Fue un reinado de terror y de control de las actividades de juego, prostitución y venta de alcohol, esta última de forma clandestina por la prohibición de la Ley Volstead (Decimoctava enmienda a Constitución USA en 1919). Al Capone era un hombre inteligente, con facilidad para los números (y la contabilidad), carente de escrúpulos, violento y extremadamente vanidoso y pagado de sí mismo. Curiosamente era querido por las masas, se le consideraba una especie de benefactor público. Es preciso recordar que la Prohibición, vista con perspectiva, fue un intento de la “América profunda” para obtener el control de una sociedad cada vez más diversa por la inmigración. En 1900 Estados Unidos tenía 76 millones de habitantes. Entre 1880 y 1920 entraron 20 millones de inmigrant

Ley Sherman Antitrust

“Sherman tiene razón; el único medio posible de terminar este desgraciado y horroroso conflicto… es hacerlo terrible hasta que nadie lo pueda soportar…” . Esta cita pertenece al diario que Henry Hitchcock, ayudante jurídico del general William Tecumseh Sherman, escribió sobre su experiencia en la Guerra Civil norteamericana. Sherman fue el primer general moderno en aplicar el concepto de “guerra total” . Jefferson Davis lo calificó como “el Atila del Continente Americano” . Sherman aplicó, más tarde, el mismo concepto de aniquilación del enemigo, de forma indiscriminada, en las Guerras Indias. Fundamentalmente (a partir de 1866) contra los sioux. Sentados: Major General John Alexander Logan, Lieutenant General William Tecumseh Sherman , Major General Henry Warner Slocum. De pie: Major General Oliver Otis Howard, Major General William Babcock Hazen, Major General Jefferson Columbus Davis, Major General Joseph Anthony Mower. Fotografía de Mathew Brady, 1865. Library of Congress. Sherman

Fortuny y Chanel. Moda y vida

El 8 de marzo de 1951 el periódico ABC publicó un suelto en el que se daba la noticia de la llegada a Madrid de una serie de cajas que contenían cuadros de Mariano Fortuny y Marsal y de su hijo Mariano Fortuny y Madrazo. Se trataba de una donación realizada por la viuda de Fortuny y Madrazo, Henriette Negrin, a diversos museos en Madrid, Barcelona, Reus y Córdoba. En el Museo del Prado ingresó, aparte de otros, el cuadro “Los hijos del pintor en el salón japonés” pintado por Fortuny y Marsal en 1874, dos meses antes de su muerte, el 21/11/1874. El cuadro (fascinante e inacabado) muestra a a sus hijos, Maria Luisa  y Mariano. Este último jugando con telas, presumiblemente de la magnífica colección de su madre Cecilia Madrazo, hija del pintor Federico Madrazo. Las colecciones de telas eran una afición extendida por entonces entre las clases pudientes de toda Europa.  "Los hijos del pintor en el salón japonés" . Mariano Fortuny y Marsal, 1874. Cortesía del Museo del Prado. Mar