#Label1 { font-family: Tahoma; font-size:50px; }

domingo, 26 de febrero de 2017

La delgada línea roja

La delgada línea roja es una expresión que utilizó el periodista William H. Rusell cuando ejerció de corresponsal de guerra en la de Crimea (1853-1856).  Se refería a la defensa que hizo el 93 Regimiento de Highlanders manteniendo una posición contra la caballería rusa.
La delgada línea roja . Robert Gibb (1881) - Museo Nacional de la Guerra. Edimburgo
Rusell era corresponsal por cuenta del Times londinense; fue extremadamente crítico con el ejército británico y, sobre todo, por el trato a los soldados, los cuales sufrieron una enorme cantidad de bajas por enfermedades. Las crónicas que enviaba provocaron numerosas protestas que incluyeron a la propia reina Victoria y a su marido Alberto.
William H. Rusell - Roger Fenton (1855)
La guerra de Crimea enfrentó a los rusos con una coalición liderada por británicos y franceses para proteger al Imperio Otomano. La coalición fue comandada por el mediocre Lord Raglan; en ella se realizó la carga de la Brigada Ligera en Balaclava dirigida por el incompetente Lord Lucan y un auténtico asno, Lord Cardigan. Más tarde, la carga, fue cantada por el poeta oficial del Imperio Británico Alfred Tennyson: "por el Valle de la Muerte, cabalgan los Seiscientos ..."
Grupo hombres 13th Light Dragoons - Roger Fenton (1855)
La guerra de Crimea es la primera guerra moderna, hay críticas periodísticas, aparece un cuerpo de enfermeras dirigido por Florence Nigthingale, y sobre todo fue la primera guerra en ser objeto de un amplio reportaje fotográfico (al colodión húmedo) llevado a cabo por el equipo de Roger Fenton. En la Library of Congress (USA) es posible descargar en gran formato un apreciable número de fotografías de dicho reportaje.
Marcus Sparling - Asistente de Roger Fenton (1855)
Sobre todo fue una guerra que se libró, además de en el campo de batalla, en la prensa y en la propaganda. El reportaje fotográfico fue encargado por el príncipe Alberto para contrarrestar las duras crónicas de Rusell. La opinión pública y la prensa pasaron a tener una importancia creciente en la toma de decisiones políticas. En el estado moderno ya no bastaba la mera acción política, en el futuro iba a ser necesario convencer, seducir o engañar a la ciudadanía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario