#Label1 { font-family: Tahoma; font-size:50px; }

jueves, 12 de octubre de 2017

Fuerza de color

Recientemente he visto una película realizada en 2003, “Lejos del cielo” (Far from Heaven). La película, dirigida por Todd Haynes contaba una historia que se desarrollaba en la Norteamérica suburbana de 1957, en Hartford (Connecticut); la vida de un matrimonio aparentemente convencional pero en la que se entremezcla la homosexualidad, el racismo de la época y los cambios en la vida de una mujer magistralmente interpretada por Julianne Moore. La productora de la película es una compañera de estudios del director, Christine Vachon.
Julianne Moore y Dennis Quaid -  "Lejos del cielo" - 2003
La película está estructurada a la manera de los melodramas de Douglas Sirk, realizados sobre todo en los años 1950. Vistas con perspectiva las películas de Sirk, narrando vidas normales y tragedias cotidianas, resultan ser auténticas muestras antropológicas de su época. Mediante una puesta en escena minimalista, y huyendo de la grandilocuencia, logran mostrarnos la trastienda del “sueño americano”.
"Sólo el cielo lo sabe" - Douglas Sirk - 1955
Curiosamente, Christine Vachon es hija de John Vachon (1914-1975), fotógrafo profesional, que trabajó para la Farm Security Administration (FSA) en los años 1930, y más tarde para la Oficina de Guerra, y las revistas Life y Look.
San Augustine County, Texas - abril 1943 - John Vachon - Library of Congress
John Vachon, como toda la generación de fotógrafos norteamericanos fraguada en los trabajos para las Agencias gubernamentales, gozó de libertad creativa y sus trabajos nos muestran una imagen de personas reales, muy alejada de los convencionalismos.
Lincoln, Nebraska - 1942 - John Vachon - Library of Congress
Estos fotógrafos fueron pioneros en la utilización de las primeras películas  en color, en escala comercial, las míticas Kodachrome, aparecidas en 1935. Los colores son característicos, ligeramente saturados. El estilo que imprimen a las imágenes es el correspondiente a los años 1940 y 1950 e impregna todos los productos de esa época, las películas, las fotografías e, incluso, los dibujos. El Kodachrome se convierte en el estilo del “American way of life”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario